Reportaje Local de la Casa Cuba:
Un lugar de unión y patriotismo en Tampa

Ubicada en 2506 W. Curtis Strest, Tampa, Florida 33614, la Casa Cuba fue fundada el 30 de mayo de 1990, por Enrique Cotera y Luis Ribot. La primera junta directiva estuvo presidida por el Dr. Osberto Fernández, quien actualmente vive. Su origen se debió principalmente porque Tampa siempre fue una ciudad que atrajo la migración de cubanos. Primero con José Martí y los desterrados por el colonialismo español y luego, los exiliados por el sistema comunista.
“Esta comunidad del llamado exilio, fue creciendo después del 59 y trae como consecuencia que la comunidad cubana se va nutriendo de nuevos víctimas del sistema comunista que empieza a imponerse en Cuba. No hay que negar que dentro de esa oleada de cubanos y los ya existentes hubo contradicciones más por razones de carácter ideológico, que por desconocimiento del origen y la razón que hizo que muchos cubanos vinieran”. Señala el Dr. Julio Videaud, actual Presidente de la Casa Cuba.  
“La Casa Cuba surge producto de esa contradicción y por la necesidad de una voz institucionalizada que diera respuestas a la causa cubana. También, tuvo y tiene como objetivo fundamental apoyar a todos aquellos y a todas las organizaciones que de manera pacífica pidan cambios en el régimen cubano”.
Oscar Rodríguez, quien fuera presidente en dos ocasiones de la institución cubana, afirmó que: “La Casa Cuba se comunicó inmediatamente con todas las organizaciones de Miami, Nueva York, New Jersey, y con ese afán participó en muchas actividades entre las que se destacan las marchas, protestas en Washington solicitando condenas al gobierno de Cuba, el apoyo al Dr. Octavio Díaz Viset en su huelga de hambre y el apoyo a los balseros recaudando dinero, regalando comida y ropa.”
“Por otra parte, el Parque José Martí en Ybor City, estaba abandonado y nosotros nos dimos la tarea de remodelarlo, le pusimos seis bancos identificando cada provincia cubana, sembramos palmas y lo entregamos a la ciudad para que lo siguiera manteniendo. También construimos un monumento en Dale Mabry Ave. y Colombus, a los Hermanos al Rescate. Y en la Casa Cuba, hicimos uno para recordar a la Brigada 2506 y otro para los presos políticos fusilados por el régimen castrista”. Comenta Oscar Rodríguez.
“Antes de la pandemia del Covid 19, en la Casa Cuba se hacían actividades los sábados donde se jugaba dominó y se compartía entre cubanos. También, teníamos dos tómbolas al año, una en verano y otra en invierno, donde se ofrecían alimentos típicos cubanos como guarapo, croquetas, sándwich, congrí y carne de puerco”. Asegura el Dr. Videaud.  
“Tenemos un magazín llamado “El mambí”, donde publicamos artículos y notas curiosas que distribuimos de forma gratuita, haciéndonos presente en la comunidad de Tampa, gracias a algunos anunciantes que financian el costo de su publicación”.
“Tenemos un gran reto y es nuestro relevo, el proceso ha sido tan largo y es tan grande la distancia que crece el desaliento y el olvido de la identidad nacional. Hay que reconocer que nuestros descendientes que se criaron alejados de la patria y de sus raíces que le dieron origen, le están restando importancia a nuestra identidad, cultura y costumbres cubanas”.
“Independientemente que el sistema cubano cambie, la Casa Cuba tiene el objetivo de mantener la identidad nacional. Por ello estamos organizando para este 10 de octubre en conmemoración al Grito de Yara a todos los cubanos miembros y no miembros de la Casa Cuba, a realizar una marcha en automóvil por las calles principales de Tampa, solicitando la libertad del pueblo cubano y la desaparición del comunismo en EEUU”.