La Unesco declara a las parrandas cubanas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

Luego de un largo proceso burocrático para presentar las candidaturas, la Unesco reconoció a “Las Parrandas” como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Estas festividades son exclusivas de la región central de Cuba. En un comunicado de prensa se señala: “El engalanamiento de monumentos y la creación de réplicas, así como de carrozas, son una asombrosa demostración de la imaginación y creatividad que poseen los grupos de parranderos para reinterpretar y recrear sucesos e historias mediante imágenes, luces y colores”. Las Parrandas surgieron en 1820, en Remedios, pequeño pueblo de la provincia central de Villa Clara, que mantiene la más famosa de todas y se celebra en la Nochebuena. Aunque tuvo su origen en la religión católica, se han convertido en una festividad secular llena de emociones fuertes y grandes andanadas de fuegos artificiales.