Familia Castro se afianza en el poder

El pasado mes fue sustituido de sus funciones como Jefe de la Dirección General de Seguridad Personal (DGSP) el más poderoso de todos los generales cubanos, el General de División Humberto Omar Francis Pardo, y el cargo quedó ocupado por Raúl Guillermo Rodríguez Castro, nieto de Raúl Castro.

Antes de crear la Comisión de Defensa y Seguridad Nacional que hoy dirige su hijo, el Coronel Alejandro Castro Espín, la Dirección de Seguridad Personal era el aparato invisible con más poder en la isla. A esta nomenclatura, como actualmente a la “Comisión”, se supeditaron ministerios, instituciones y todas las direcciones del MININT. La DGSP llegó a contar con más efectivos que algunos ejércitos. Cuentan con una sección de policía de tránsito para examinar la vía expedita o ruta de desplazamiento del líder, un grupo fílmico, y expertos en fotografías, otra sección dedicada a la documentación y trámites migratorios que también funciona como coordinadora de viajes, una brigada anti atentados integrada por francotiradores y expertos en todo tipo de explosivos, un departamento médico, que además de una clínica a todo dar, tiene asignación ja de doctores, enfermeros, radiólogos, fisiatras, laboratoristas, etc. y varios especialistas de espionaje y contraespionaje. Con este nuevo nombramiento, Raúl Castro, además de ubicar a su nieto en un puesto clave, conquista un espacio vital reservado únicamente a Fidel, controlar hasta lo más insignificante de cada miembro de la clase dirigente, desde sus actos laborales hasta la mismísima intimidad hogareña.

Be the first to comment on "Familia Castro se afianza en el poder"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*