Estampas criollas: Cosas típicas de los fines de año en Cuba

Estampas criollas: Cosas típicas de los fines de año en Cuba

Por Marlén González, cibercuba.com (fragmentos)

 

1) Ambiente festivo: Rara vez en el año en Cuba se percibe tanta alegría, alborozo y concentración en una actividad común, sea porque conseguir los ingredientes para la cena final cueste más que en el resto del mundo, sea porque el calendario lo reserva pero en Cuba, en diciembre, la fiesta se siente y se palpa.

2) Reuniones de familia: Empezar el año con la familia es un ritual sagrado e inviolable en muchos de los hogares cubanos, los que se ven poco, los que viven lejos o los que comparten techo se reúnen para hacer un alto en las responsabilidades que roban tiempo, en las vicisitudes que roban vida y regalarse una noche de felicidad y armonía.

3) Largas colas e interminables gestiones: Hacerse del pedacito de carne, los frijoles negros, la yuca y no digamos ya los turrones para quienes puedan permitírselos, no es algo que en la Isla tome unos pocos minutos de compra en la tienda o supermercado más cercano. Las cosas son pocas y ‘vuelan’, por eso los centros comerciales o agros se convierten en hervideros de personas que se aglomeran para hacerse con el turrón, la bebida, la carne o la vianda para la gran noche.

4) Protagónica ausencia de algunos miembros: Por estas fechas, en casi todo el mundo, se recuerda a la abuela que ya no está, al familiar que se fue antes de tiempo, pero en la Isla, donde tantas y tantas familias sufren la emigración de alguno de sus integrantes, buena parte del fin de año se llena de ausencias y vacíos.

5) La llamada de ‘afuera’: El anterior punto lleva a este. Quienes vivan en el extranjero saben de lo imposible que se torna la comunicación telefónica con Cuba un 31 de diciembre (lo mismo para días de los padres y las madres); quienes vivan en la Isla saben de cuán pendientes están muchos hogares del timbre del teléfono, de cuánto se espera escuchar la voz del hijo, del hermano, de la madre, el sobrino o el amigo de toda la vida. Como si de una bendición se tratase (como las buenas noches, la buena suerte o el todo va a salir bien necesarios) la noche se disfruta más cuando a ambos lados de la línea pueden desearse felicidades y buenos augurios para el nuevo año.

6) Música: Lo que para muchos puede sonar vacuo tópico o cliché mantenido, es en realidad una justa descripción de la víspera del año nuevo en Cuba. Los cubanos rara vez celebramos en silencio y cuanto mayor el motivo, cuanta mayor la alegría, más alta se pondrá la música. El 31 es, por tanto en Cuba, de todo menos silencioso. Los barrios cubanos en la última noche del año se caracterizan por la sana competencia entre las músicas de los vecinos que quieren ponerle banda sonora al fin de ciclo.

7) El traguito, el brindis o el abrazo con el vecino: Lo bueno que tienen los altos o celebraciones señaladas en el calendario es que se convierten en treguas y momentos para perdonar todo, olvidar y aglutinar. Los fines de año en Cuba se cargan de abrazos, brindis entre vecinos, camaradería y afecto.

8) Los platos típicos: cerdo asado (en parrillas, en hornos o en cazuela), por piezas o completo; arroz moro o arroz blanco con frijoles negros, yuca con mojo, viandas fritas, ensalada (según preferencias puede incluir pepino, tomate, aguacate, lechuga), refrescos, cervezas y algún que otro vino.

9) Ritos de purificación y limpieza para comenzar el año con buen pie: hay quien tira un cubo de agua por la ventana o hacia la calle, quien se persigna, quien limpia la casa -con agua del congelador-, quien da un traguito a los santos (muchos lo hacen todo el año antes de beber cualquier alcohol) y no pocos tienen sus (in)confesables rituales para alejar lo malo, limpiar el aura y asegurarse lo bueno.

Be the first to comment on "Estampas criollas: Cosas típicas de los fines de año en Cuba"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*