Consejos para recién llegados: Evite deudas de tarjetas de crédito

Fuente: encolombia.comtodocuba.com 
Es fácil endeudarse con tarjetas de crédito en los Estados Unidos, ya que cada tienda ofrece sus propias tarjetas de crédito.
Nuestra recomendación es no endeudarse, sin embargo, alentar a obtener al menos 1-2 tarjetas de crédito, esto le ayudará a construir su historial de crédito lentamente, que va ser útil cuando necesite comprar un auto o casa.
Sin embargo, tener más de cinco tarjetas de crédito casi siempre no es buena idea.
Si va a tener una tarjeta de crédito asegúrese de que se utilice para situaciones de emergencia y comprar lo que necesite con dinero en efectivo.
Presta atención a estos consejos y mantén el control de tus tarjetas.
1. Infórmate: Es importante que entiendas no solo lo básico, sino en un nivel un poco más profundo, sobre tasas de interés, fechas de pago, límite de crédito, multas y costos adicionales; en pocas palabras: todo lo relacionado con tu tarjeta de crédito.
2. ¡Cuidado con los pagos mínimos!: Fíjate como meta liquidar tu tarjeta a fin de mes: lo que cargas es lo que pagas. No permitas que se acumule tu saldo porque los intereses harán que esa deuda crezca a una velocidad casi imparable. Los pagos mínimos son un falso alivio y dan la ilusión de avance, cuando en realidad, no lo son.
Si no es posible liquidar la totalidad de la deuda, intenta que tu pago mensual sea superior al mínimo, de esta forma reduces considerablemente el tiempo que te tomará pagar y sobre todo, el monto: los pagos mínimos normalmente solo cubren intereses.
3. Ten prudencia con los adelantos en efectivo: A veces necesitas dinero antes de que depositen la nómina y pareciera una buena opción solicitarlo vía tu tarjeta de crédito: ¡cuidado! Este movimiento genera un interés elevado y a final de mes tendrás que pagar una cantidad superior a la solicitada.
4. Pon atención a las fechas de pago: Con los bancos no se puede negociar; si la fecha límite de pago es el 4 del mes, no tienes más opción que pagar antes o el 4 del mes. Atrasarte con tus pagos, ya sea por olvido, por descuido o porque no tenías dinero tiene la misma consecuencia: una multa y el aumento de la deuda.
5. Lleva un registro de tus gastos: Haz un registro de todos tus gastos para que puedas identificar fugas de dinero, también conocidas como gastos hormiga. Además, revisa periódicamente tus movimientos en el banco. Actualmente, la mayoría de los bancos tienen servicio de estado de cuenta digitalizado y banca electrónica que te permiten optimizar los procesos.
6. Pagar una tarjeta con otra no es buena idea: Al igual que los pagos mínimos, mover una deuda de una tarjeta a otra es solo una ilusión de pago y avance, pero en realidad la deuda sigue ahí y definitivamente no ayuda en nada a tu historial crediticio. Además, únicamente prolonga un pendiente que es indispensable resolver.