10 costumbres cubanas que no todos entienden

Debido a las costumbres cubanas, tenemos comportamientos y cosas muy arraigadas que, aunque salgamos de la isla no se pierden. Incluso se vuelven comunes para hijos de isleños que nacen y se crían en otros países, porque sus padres se encargan de transmitirles experiencias.

Obvio, son costumbres que no todos entienden, porque algunas, siendo sinceros son un poquito raras, pero son las nuestras.

Botar un trago de ron en cuanto se abre la botella: Eso de descorchar una botella de ron y tirar un trago al suelo para los santos es un ritual obligatorio para que estos bendigan el festejo. Ah y el ron se toma solo sin problema, aun con el calor de la Isla.

Dejarles la llave a los vecinos: En Cuba cualquiera le deja la llave a un vecino, lo mismo para que te llenen los tanques de agua, para que la abran y supervisen la fumigación anti vectorial, o simplemente para que le den una vuelta y la cuiden cuando no estás.

El besuqueo: Con los cubiches todo es beso y abrazo. Ese saludo seco de “que hay, que hay”, es para las personas que menos apreciamos, o los desconocidos. En cuanto intercambias palabras, desde ahí ya llueven las muestras de afecto.

La comida con platanito: Para nosotros el platanito no es una fruta solamente, es fiel acompañante en las comidas, y eso no todos lo entienden.

El uso de la palabra vieja: Sí, las personas mayores son “viejas” como en la mayor parte del mundo, pero en el archipiélago se utiliza también para nombrar los padres cariñosamente.

El delirio por la familia: En la mente del antillano familia no solo es padre, madre, hermanos e hijos, se incluyen los primos terceros, los tíos políticos y hasta los amigos y vecinos, y como tal son tratados en la casa.

Compartir, aunque te quedes sin nada: Si no hay para mañana no importa, lo importante es que todos se sientan a gusto hoy.

La reunión de amigos sin música es como el huevo sin sal: Nada más claro, sin música no hay fiesta, la celebración se vuelve algo así como una conversación sin gracia.

Eso de reutilizarlo todo: En Cuba nada tiene muerte, todo se arregla y se reutiliza, mientras en otras partes del mundo simplemente se desecha.

Hablar con extraños: Si llevas rato en una cola lo más normal es sacarle conversación al de al lado así no lo conozcas.

Hablar con doble sentido: Famosos somos por decir cosas con palabras que parecen comunes, adoramos el doble sentido así que cuidado cuando converses con nosotros.

bofetada sin manos

Los nombres surgen de la modernidad y no de la tradición: Ya esos tiempos de nombres como Eustaquio o Severino, pasaron, los nombres cubanos responden a modas o invenciones. Claro siempre hay padres que se rigen por la tradición.

Estas son algunas costumbres cubanas y comportamientos que otros no entienden, pero los cubanos reproducimos de manera inconsciente aún lejos de Cuba.